¿Qué es un body y cómo se usa?

Como ya todas sabemos, las modas vuelven. Una de ellas, que recientemente ha regresado es la de los bodys, esa prenda que ha a adquirido la categoría de prenda estrella, y que tan de tendencia y de moda estuvo en las décadas de lo 80 y 90. Sin embargo, más allá de ser una prenda que podemos sacar a la calle (si nos atrevemos) siempre ha sido una prenda de lencería, que muchas llevamos desde antes de que los expertos en moda lo señalaran con una de las prendas de la temporada.

Más allá de tendencias y modas, hoy queremos dedicar un capítulo a el body. Una prenda de lencería, desconocida para muchas mujeres, que cuenta con muchas virtudes. Por eso, en este post queremos hablar de qué es el body, para qué sirve y cómo se usa.

Qué es el body

Básicamente es una pieza de ropa interior, que nos cubre la zona del tronco, cuyo cierre se encuentra en la entrepierna. Partiendo de esta base, encontramos mil y una variaciones de los bodys y modelos, con mangas (largas o cortas), lisos, estampados, de encaje, de algodón. También los hay que incorporan aros en la zona del pecho, e incluso reductores para favorecer nuestra figura.

Si hay algo que caracteriza al body es su versalilidad. No es una simple prenda de interior, relegada a lucirla únicamente dentro de casa o llevarla debajo de la ropa. También puedes usar el body en combinación con otras prendas de vestir, con el que obtener un toque sofisticado en tus looks. El body es una prenda con la que poder sentirte súper femenina y que realza tu figura haciéndola muy más favorecida.

Cómo usar el body

Como ya decimos, el body sirve para todo. Sin embargo, su uso principal es el de una prenda interior. De hecho muchas mujeres, usan los bodys para llevarlos debajo de su ropa como prenda 2 en 1: sujetador más camiseta interior, con la que ir un poco más abrigadas cuando hace frío.

Otras muchas mujeres, también, usan los bodys reductores o moldeadores, para estilizar su silueta cuando quieren llevar un vestido o conjunto muy ajustado. En lugar de optar por una faja, que nos haga arrugas en la zona de la cintura. Además, un body puede cubrir muchas necesidades a la hora de vestirnos. Por ejemplo, cuando llevamos un vestido con la espalda descubierta, con que no podemos llevar sujetador, siempre podemos optar por llevar un body con la espalda baja, y que al mismo tiempo, realce nuestro busto.

Más allá de la pieza funcional, el body es una pieza de lencería femenina con la que sentirnos sexys y con la que sorprender a nuestra pareja en un momento dado, de una forma un tanto sugerente y atrevida.

Cómo combinar el body

Sin embargo, como decimos, el body también se usa por la calle. Se trata de una prenda que podrás usar y combinar con todo. Desde faldas y pantalones de talle alto, debajo de jerséis de lana, con vestidos, con pantalones vaqueros… Incluso los hay con pequeños detalles de encaje en el escote, que los hace ideales para llevar debajo de las blusas o las americanas.

Los bodys sirven para todos los días. Si una mañana te levantas ganas de sentirte sexy, combina tu body de encaje blanco o burdeos, con una pantalones de pitillo negros y una americana del mismo color. Triunfarás en la oficina. Otra opción, esta vez, híbrida entre lo casual y los sensual es combinar el body de encaje con un jersey oversize de cuello pico y unos vaqueros. El body conseguirá darle un toque muy chic, nada desdeñable.

Por último, si estás aburrida de las blusas y las camisetas, que se salen cada vez que las intentas meter por dentro de las faldas y los pantalones. Opta por utilizar por bodys de canalé, de algodón o con estampados.

Si nunca te has probado un body, es el momento de que lo hagas. Créenos si te decimos que te sentirás mucho más cómoda de lo que te imaginas. Algunas mujeres, piensan que es una prenda incómoda para ir al baño, por ejemplo. Pero nada de eso, los bodys de ahora, no son los de hace 40 años. Ahora cuentan con corches a modo de cierre mucho más sofisticados que los que se usaban antes. Echa un vistazo a nuestra colección de bodys que tenemos en la web, haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *