Los mejores outfit con liguero

Los ligueros son una de las prendas más femeninas y relacionadas con las mujeres, que se puede encontrar. Una prenda de lencería con utilidad y al mismo tiempo con cierto aire de sugerencia, que con sólo mostrar levemente enloquece a quien tiene la suerte de poder apreciar en el muslo de una mujer. Sin embargo, a pesar de ser una prenda de las más bonitas que podemos tener las mujeres en nuestro cajón, es cierto que ha caído en desuso y son muchas las mujeres que no saben cómo deben utilizarlo.

Por eso, en este artículo queremos animarte a retomar este bonito y muchas veces practico accesorio de lencería. Para ello vamos a mostrarte los mejores outfits con liguero, y sus muchas posibilidades de uso.

¿Qué son los ligueros?

Lo primero de todo, es que debemos saber diferenciar entre liguero y liga. Porque aunque muchas mujeres usen la misma palabra para hablar de las dos prendas, en realidad no son lo mismo.

En un inicio, las ligas eran una prenda masculina que se usaba para sujetar las calzas masculinas. Estas ligas se enganchaban a cinturón de los hombres y se fijaban en los laterales. Sin embargo, en el siglo XVIII las ligas se popularizaron entre la corte y burguesía femenina europea, gracias a las medias de seda confeccionadas en las sederías francesas. Con el tiempo, la necesidad de sujetar las medias femeninas y la ropa interior de las mujeres, precisó formas más creativas. Por ello, los corsés evolucionaron, añadiendo en su parte baja tiras elásticas, que servían para sujetar las medias, naciendo así los ligueros. De la misma forma, y cada vez más, el liguero fue desarrollando una connotación sensual a lo largo del siglo XIX. En la actualidad, con el uso de los pantys creados a principios de los años 70 y la evolución de la moda, con faldas y vestidos cada vez más cortos, el liguero ha caído en desuso, siendo reservado para ciertas “ocasiones especiales” o celebraciones como las bodas, en el caso de las novias.

No obstante, esto no quiere decir que no podamos seguir usándolo. De hecho siempre que nuestro armario nos lo permita, las ligas o los ligueros son una prenda muy útil que nos facilita en muchas ocasiones el uso de medias.

¿Cómo se coloca un liguero?

Los ligueros deben ponerse por encima de las braguitas, tanga o cualquier ropa interior que lleves. Obvivamente, necesitarás usar medias hasta mitad del muslo. Ajusta las tiras del liguero, para ello te recomendamos que lo hagas sentada, después estas se adaptarán al largo de tu pierna. Abre el clip de cada una de las tiras del liguero y engancha el clip del liguero a la parte de arriba de las medias, primero las tiras de delante y luego las de atrás.

Te recomendamos que no uses medias que lleven silicona en la parte de dentro de la blonda. Además, si lo necesitas puedes añadir más tiras al liguero para que te sujeten más. Otro aspecto que debes tener en cuenta es la posición que vayas a tener a durante el tiempo que lo lleves puesto. Si vas a estar sentada o andar mucho, las tiras deberán ir más largas, que si vas a estar de pie.

Para que lo tengáis más claro, os dejamos este video con el paso a paso para colocaros el vuestro.

 

¿Cómo usar ligas de lencería?

A la hora de usarlos, debemos tener en cuenta que se utilizan en los casos de vestir una falda o vestido. Puesto que son las únicas ocasiones en las que las mujeres utilizamos medias o pantys. Si embargo, para gustos colores y en cuanto a modas y gustos no hay nada escrito. De hecho son muchas las influencers o celébrities que se han animado a llevarlas con todo tipo de estilos y ropa por la calle.

Si eres de las que se atreve con todo y te animas a ligas que se vean con tu ropa, nuestra recomendación es que las combines con prendas muy básicas como un pantalón corto, con el que enseñar las piernas, y una camisa oversize, que le de un toque especial al look.

Por supuesto, si hay una ocasión en la que no puede faltar un liguero en tu outfit esa es el día de tu boda. Para estas ocasiones, es donde encontramos más diversidad de modelos.

¿Cómo elegir un liguero?

Si buscas un liguero para uso diario, necesitas que este sea, sobre todo, cómodo y que te permita llevarlo durante todo el día sin incomodidades ni complicaciones. Los ligueros, que son anchos en la parte de arriba, te permitirán más flexibilidad y, además, no se te marcarán con la ropa. Si vas a usarlo con una falda o vestido ajustado, será mejor que optes por un liguero liso, ya que el encaje se marcará en la ropa.

Lo segundo en lo que hay que pensar para elegir un liguero, son las tiras. Deben medir 1 cm de ancho, aproximadamente. Para un mejor agarre, lo mejor es que el liguero cuenta con 4 o 6 tiras en cada pierna. Por último, fijarnos en los broches. Si son de metal nos durará más tiempo, que si son de plástico. En cuanto a la medias, necesitarás usar aquellas que son especiales para liguero, puesto que no todas sirven.

Si buscas un liguero para una ocasión especial con tu pareja, es el momento de dejar volar tu imaginación con los encajes y detalles del diseño. Además, en estos casos, ya no necesitas tanto soporte. Por lo que el material del broche puede ser de plástico al igual que las cintas no tienen por qué ser tan amplias como en el caso anterior.

Por otra parte, existe una variedad llamada gridle, que es la combinación de un liguero junto con una faja o body, que es mucho mejor en cuanto a soporte para las medias.

Sea cual sea, el uso que le vayas a dar, es importante que se adapte a tu cuerpo y te sientas cómoda con él. Para ello, necesitarás comprar la talla correcta. Normalmente, las tallas de los ligueros suelen ir de la S hasta la XL. A la hora de escogerla, debes saber que el liguero se coloca a la altura del ombligo, sin que se mueva de ahí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *