¿Qué ropa usar para disimular la barriga?

Muchas mujeres se sienten desconformes con alguna parte de su cuerpo: las piernas, los pechos, el trasero… pero una de las zonas más recurrente entre las mujeres de todas las edades es el vientre o barriga. Son muchas las mujeres, que por muy delgadas que se vean, encuentran que su barriga no es tan perfectas como quisieran, o chicas que han sido mamás recientemente y les gustaría que su barriga volviera a ser la de antes.

Si tu eres una de ellas, no te preocupes. No estás sola. Como tú habemos millones, que nos gustaría cambiar o mejorar alguna parte de nuestro cuerpo, con la que no estamos 100% satisfechas. Por ello, en este artículo, queremos daros una serie de consejitos para disimular la barriga. Porque, que sepas, que todas esas celébrities, que tanto envidiamos, la mayoría tienen la misma insatisfacción que nosotras. Sin embargo, ellas tienen trucos y herramientas con la que disimular la barriga, sin necesidad de entrar en quirófano.

¿Cómo disimular la barriga con la ropa?

El truco nº1, elegir ropa con volumen, que no nos marquen la zona del vientre. Pero eso no quiere decir, tengamos que vestir siempre con ropa ancha. Debemos elegir aquellas prendas, que muestren las partes de nuestro cuerpo que más nos gusten. Por ejemplo, un vestido mini de corte evasé con el que lucir nuestras fabulosas piernas.

Las camisas anudadas son otro recurso para disimular la barriga, que se puede convertir en nuestro aliado. El nudo a la altura del vientre nos ayudará a camuflar la zona conflictiva. Complétala con una falda lápiz de cintura alta o un pantalón de talle alto para jugar con las alturas. Por supuesto, los taconazos no deben faltar para sentirnos, aún, más estilizadas. Si lo prefieres, puedes cambiar la camisa por una camiseta oversize, para conseguir un look casual.

Las camisas XL, de cualquier estilo, son otro recurso que nos ayuda a disimular nuestra barriga. Si la elegimos vaquera, mucho mejor, ya que al ser un tejido rígido no se pegará al cuerpo. Compensa, con un pantalón de pitillo muy estrecho y abre los botones del escote para estilizar más.

Los vestidos camiseros, que nunca pasan de moda, son otra prenda que nos ayudará a disimular la barriga. Al ir cerrados con botones desde arriba hasta abajo, podemos jugar con las aberturas para desviar la atención de la zona que no nos gusta. También podemos jugar a la distracción con los complementos, como los cinturones.

Los tops anchos sin mangas son otra forma de disimular la barriga. Al ser sin mangas, verticalizan la figura. Si el top es con corte evasé, tipo vaporoso, también son un buen recurso para disimular la tripita.

Pinterest

 

Cuando llega el invierno, los jerséis oversize son sin duda los mejores aliados para disimular la barriga. Los podrás combinar con jeans y faldas, junto con botas, botines y zapatos de tacón. Si además tienen estampado jaspeado, conseguiremos un efecto camuflaje, que disimulará el contorno de nuestra silueta. Los jerséis extra largos también son un muy buen recurso para disimular el vientre. Todos esto, podemos extrapolarlo, además, a los vestidos de lana o punto, que cumplan estas características.

Trucos para disimular la barriga

Es innegable que la ropa es el mejor recurso para disimular aquellas partes de nuestro cuerpo de las que no nos sentimos tan orgullosas, al mismo tiempo que potenciamos otras.

El mejor truco por excelencia, que todo el mundo conoce, es el de combinar los pantalones ajustados con partes de arriba largas y sueltas (si acaban debajo de la cadera, mejor). La longitud de estas prendas nos ayudará para disimular la barriga.

Muchas mujeres y chicas piensan que los tejidos elásticos son una opción para vestir y disimular la barriga. Pero esto es un error. Es mejor no abusar de ellos. La lycra, por ejemplo, se pega a la piel haciendo que tu barriga aún resalte más. Así que, ahora que ya lo sabes, evítalos.

Cuando llevemos americanas, es mejor no abrocharlas. El truco está en que, al llevarla abierta creamos o dibujamos una línea vertical en el torso, que nos disimula el vientre. Puedes añadir un escote bonito, que desvíe la atención de la zona de la barriga.

Los mejores aliados para las chicas a las que no nos gusta nuestra barriga, son los vestidos anchos y “sueltecitos”. Escógelos minis para poder lucir las piernas, ya que se trata de un recurso que estiliza y con el que poder jugar con los volúmenes. Completa la combinación con unas sandalias de tacón para aumentar el efecto adelgazante.

Los escotes asimétricos, juegan muy a favor en la batalla de disimular el vientre. Son escotes poco comunes y muy llamativos, por lo que son ideales para desviar la atención de nuestro vientre. En consecuencia, este truco se puede estandarizar a casi todas las prendas asimétricas, ya que son las mejores disimuladoras de los volúmenes que no nos gustan en nuestro cuerpo.

Opta por estampados dispersos con fondos oscuros. Son los mejores a la hora de disimular grandes volúmenes, alargar la silueta y disimular la barriga.

Los tejidos drapeados también juegan a nuestro favor. Con un vestido drapeado o una camiseta drapeada, te quitarás (visualmente hablando) unos kilitos de forma inmediata.

Por supuesto, no debemos olvidarnos que la ropa interior es uno de los recursos más importantes para disimular la barriga. Con la lencería podemos resaltar nuestra figura y nuestros puntos fuertes. En el caso de disimular la barriga podemos encontrar varias opciones:

  • Existen fajas y bodies reductores, que esculpen nuestra figura, reduciendo la zona de la barriga y marcando nuestra cintura. Sientan fenomenal. Además, por si no lo sabías, son muchas las celébrities que usan una, cada vez que tienen que pisar una alfombra roja. Puedes encontrar todo nuestro catálogo de bodies y fajas reductoras haciendo clic aquí.

Body Nerea Selene en negro

  • También existen braguitas de cintura alta, que recogen y reducen la zona del vientre. Esta es otra opción, sobre todo, para los meses de verano, en los que no queremos pasar demasiado calor. Puede ver toda nuestra variedad de braguitas reductoras, pinchando aquí.

    Faja Leonisa control delantero

Por último, el mejor truco es quererse a una misma tal como es. Independientemente de, si nos gusta más o menos, alguna parte de nuestro cuerpo. Es importante saber aceptarnos. Además, el asunto de la barriga es algo, que en mayor o menos medida, podemos solucionar. Sólo basta con tener una alimentación sana y equilibrada, con alimentos ricos en fibra, cuidar aquellos que puedan producirnos retención de líquidos o gases (sobre todo los refrescos gaseosos), y también hacer ejercicios que tonifiquen la zona del vientre.

Además, es importante saber que la zona de la barriga evoluciona y cambia continuamente. Las mujeres pasamos por muchas etapas y ciclos, cada mes o, incluso, en cada etapa de nuestra vida. Por lo que, tener la barriga abultada no tiene que ser para siempre. Es muy normal que durante la adolescencia (con los cambios hormonales), después del embarazo, durante los ciclos menstruales, o la menopausia, nuestra barriga esté más abultada. Por lo que lo mejor es aceptarlo, tener una vida sana y disimularlo con los trucos que hemos compartido con vosotras. ¡Y sobre todo, no obsesionarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *