Tipos de tangas y sus diferencias

El mundo de la lencería es tan extenso y variado como tipos y estilos de mujeres hay en el mundo. Gracias a ello, cada una de nosotras podemos satisfacer unas necesidades con la ropa interior. Utilizándola en función de cómo nos sintamos, qué ropa llevemos o lo que mejor nos siente. Dentro de tanta variedad encontramos los tangas. Un tipo de braguitas que seguro habrás usado alguna vez. Casi todas las mujeres (por no decir todas) hemos llevado tanga en algún momento de nuestra vida.

Pero… ¿Qué sabes sobre los tangas? En nuestro artículo de hoy vamos a hacer un repaso a esta prenda de lencería femenina, que tanto les gusta a los hombres (por cierto). ¡Apunta! Qué tipos de tangas hay y cuáles son sus diferencias.

¿Qué es un tanga?

Los tangas son un tipo de braga, con forma triangular (como bien indica su nombre), que deja las nalgas al aire, con la intención de que, cuando nos pongamos un pantalón, falda o vestido muy estrecho no se marque. Hay determinados modelos de bragas, que justo acaban en mitad de la nalga haciendo un efecto poco favorecedor en esta zona, cuando llevamos una prenda de ropa un tanto ceñida. En consecuencia, se puede decir, que este tipo de lencería se una principalmente por estética y comodidad.

Sin embargo, esta no es la verdadera razón por las que se crearon los tangas y su origen.

Este tipo de prenda, era utilizado por las indígenas brasileñas para cubrirse la zona genital, cuando en 1794, el Genovés Carlos Ficcardi, afincado en Brazil reinventó y comercializó la prenda. Sin embargo, el tanga es mucho más antiguo. De hecho, el precursor del tanga era el taparrabos, una prenda utilizada por los hombres de todo el mundo (Europa, Africa, Asia…) desde hace miles de años.

Pero más allá del origen, la explosión del tanga surgió en la Exposición Universal de Nueva York, en 1939, con el fin de cubrir las partes nobles de las strippers y bailarinas, que actuaban en los espectáculos organizados con motivo de dicha exposición. Aunque realmente se pusieron de moda en 1981, de la mano de la casa de lencería Frederick Mellinger, inventora del brasier push-up. Desde entonces, el tanga se ha convertido en el protagonista de muchos cajones de lencería de las mujeres.

¿Qué tipos de tangas hay?

De la misma forma que podemos encontrar diferentes tipos de sujetadores, con los tangas pasa lo mismo. Con los años, la industria de la moda ha hecho evolucionar esta prende de lencería femenina, hasta conseguir ofrecernos una amplia variedad de tipos de tangas.

  • Tangas con forma de T: la parte delantera está formada por un triángulo estrecho de tela y la de las nalgas con tres cintas o tiras finas de tela , que forma una T.

  • Tangas con forma de V: la parte delantera sigue siendo la misma. Sin embargo, en la parte de atrás podemos encontrar un trozo de tela con forma de V, que cubre un poco más que el modelo anterior.

  • G-tangas: son una especie de bragas imperceptibles, compuestas por unas cintas delgadas con ajuste bajo y un triángulo de tela muy sutil en la parte delantera.

  • C-thong: Este es un tipo de tanga un poco más “pícaro”. No lleva cintas laterales. Tan sólo un diseño de tela con forma de clip, que sólo cubre las zonas íntimas y se sostiene gracias a la rigidez del propio diseño.

  • Tanga: este es el modelo más reconocido y utilizado. Cubre una parte de la parte trasera, aunque deja al aire las nalgas totalmente. Suele ser de cintura baja.

  • Por último, podemos encontrar una variación del tanga, que son las bragas brasileñas. A mita de camino entre el tanga y unas bragitas normales, estas son menos cubrientes en la zona de los glúteos, aunque sí dejan al aire buena parte de ellos.

¿Cómo elegir el tanga según la ropa?

Como ves, los hay para todos los gustos y necesidades. Tantos, que en muchas ocasiones nos perdemos y no sabemos cuál elegir a la hora de vestirnos. Por ello, tenemos la guía definitiva para elegir el tanga según la ropa. 

Ya lo decíamos antes, la función principal de un tanga es que no se note cuando vamos vestidas con determinadas prendas de ropa. Hay pantalones y faldas de efecto seda, que sin ser ajustadas, se marcan mucho en la zona trasera. Por lo que hay que escoger la ropa interior adecuadamente para evitar que se acabe marcando. Lo mismo pasa con los pantalones, faldas y vestidos de lycra.

  • El tanga normal, es el que debemos usar cuando llevemos vestidos sueltos, que no se peguen o pantalones sueltos estilo “boyfriend”.
  • Tanga de hilo o de T. Este es el más adecuado cuando llevamos vestidos, pantalones o faldas de lycra muy ajustados. Con este tipo de tanga no se marcará nada en la zona de los glúteos.
  • Tanga o braga brasileña, pantalones anchos, ropa deportiva, prendas vaqueras y vestidos sueltos y anchos.

 

Para finalizar, un par de consejos. Cuando compres tus tangas, elige siempre tu talla adecuada. Si compras un modelo o talla que te apriete, te serán muy incómodos y te dejarán marcas en la zona de las caderas. Además, te harán más ancha de lo que eres visualmente. Echa un vistazo a todos los modelos de tangas que tenemos en nuestro catálogo, haciendo clic aquí.

Además, no es recomendable usar tanga todos los días. Las braguitas te protegerán mucho más de gérmenes e infecciones urinarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *