¿Cómo saber qué talla de sujetador necesito?

La talla de sujetador es una cuestión a la que todas nos hemos tenido que enfrentar para conocer qué tipo de sujetadores son los más adecuados para nosotras. Quien más y quien menos, sabe cuál es su talla de sujetador. Pero sí es cierto que hay mujeres, que pueden desconocer cuál es, a ciencia cierta, su talla de sujetador. Conocer este dato es importante, no sólo por estética, si no, también, por comodidad y salud.

Por sorprendente que parezca, más del 80% de las mujeres usamos mal nuestra talla de sujetador, y esto conlleva a problemas de espalda, incluso dolores de cabeza, y por supuesto, deformaciones en la postura. A nivel estético, no tener la talla de sujetador adecuada, supone la caída del pecho e incluso que nos aparezcan estrías. Una de las señales, que indican que tu sujetador no es el adecuado son las marcas y las rozaduras en la piel, que aparecen al quitártelo cuando llegas a casa.

Para conocer la talla, debemos saber, principalmente, diferenciar entre copa y contorno. Dos aspectos muy importantes en este tema, que algunas mujeres, tienden a confundir. Sabiendo las medidas de estas dos zonas del pecho femenino, podremos conocer nuestra talla de sujetador. La mayoría de las mujeres, cuando dice que gasta una 95, por ejemplo, hace referencia a la talla de su sujetador, sin saber que está cometiendo un error. Por eso, a muchas de ellas les cuenta encontrar la talla perfecta.

Cómo tomar medidas para conocer nuestra talla de sujetador

Cuando se habla de talla, se refiere al contorno de nuestro pecho. Estas medidas se toman justo por debajo de pecho, abarcando toda la vuelta del torso. El numero que marca la cinta métrica será la propia talla, correspondiendo a 80, 85, 90… según el tallaje europeo. Para orientarlos lo llamaremos contorno A

                                      

Por otra parte, cuando hablamos de copa de nuestro pecho, se refiere a las medidas del contorno por la parte más alta del pechón, llevando puesto un sujetador, que nos quede perfectamente. Necesitaremos poner el metro de forma horizontal y rodear la espalda. A el número que nos dé (al que llamaremos B) deberemos restarle el anterior obtenido del contorno: B-A.

 

 

Con este resultado, que será la diferencia entre ambas medidas, deberemos aplicarlo a la siguiente tabla para saber la talla de nuestra copa de sujetador

 

Sin embargo, estas tallas son orientativas. El pecho de una mujer es completamente distinto al de otra. Por lo que, cuando ya tengamos nuestro nuevo sujetador con la talla adecuada, seguramente debamos ajustarlo para poder llevarlo cómodamente. Necesitaremos regular los tirantes, sin que queden demasiado cortos o largos, esto dependerá del peso de nuestro pecho. Pero nunca debemos dejar que se nos clave el tirante en el hombro, ni que el cierre apriete demasiado.

Señales de que nuestro sujetador no tiene la talla adecuada

Cuando la zona del cierre queda muy arriba de la espalda, querrá decir, que necesitamos una talla menos de lo que estamos utilizando.

En el caso de que la copa quede hueca, aun después de hacer regulado los tirantes, querrá decir que necesitamos una copa más pequeña. Si después de hacer cambiado la talla de la copa, te encuentras con el mimo problema, es mejor que cambies de modelo de sujetador, ya que este patrón no es el adecuado para ti y para tu pecho. Lo mismo pasa, si el pecho se sale de la copa o esta lo aprieta demasiado.

Cuando uses sujetadores con aro, este debe quedar bien asentado alrededor del tejido mamario, y quedar pegado al esternón el separador de las copas. De la misma forma que la banda tiene que quedar ajustada, pero pudiendo poner un dedo o dos entre ella y la piel sin problema.

Nuestra recomendación es que no sólo uses un modelo concreto de sujetador. De la misma forma que cuentas con varios modelos de jeans, haz lo mismo con tus sujetadores. Encuentra en nuestro catálogo todos los modelos de sujetadores súper favorecedores, para cada ocasión o prenda de ropa.

¡Anímate, toma medidas y diversifica tus nuevos sujetadores!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *